Las federaciones de deporte para personas con discapacidad centran sus actividades en el desarrollo de la competición, mientras que la formación de técnicos y la promoción deportiva (algo que entendemos que es inseparable) es la asignatura pendiente. Las razones son organizativas y sobre todo, económicas.
Nacen con un fin claro de servicio a un tipo de discapacidad concreto, dadas las peculiaridades de las disciplinas y sus clasificaciones funcionales, así como, las características específicas de los deportistas. Ha sido y es denodada, la labor silenciosa de enamorados del deporte adaptado en las federaciones y clubes, de los propios deportistas en sus largas vidas en competición y de técnicos que han tenido que hacerse a sí mismos, lo que hace disfrutar de la situación actual, tan favorable, del deporte para personas con discapacidad en nuestro país.

Sin embargo hay ciertos indicadores que hacen pensar que es necesario una perspectiva diferente. Uno de estos indicadores es la preocupante edad avanzada de los atletas y deportistas con discapacidad. En nuestro conocimiento no existen datos objetivos de la evolución en la edad de los mismos por deportes y competiciones, causas o motivaciones para el inicio en la práctica deportiva o gestión de las situaciones tras el retiro de la práctica deportiva adaptada. Y es por ello, que seguramente la ya comentada colaboración institucional haga que las especialidades deportivas, para promocionar su especialidad, hayan de
trabajar, codo con codo, de manera conjunta, independientemente de las características del deportista.

Esta tendencia, en nuestra opinión, no quita un ápice de importancia a las instituciones directamente encargadas de deporte adaptado, todo lo contrario, las refuerza porque conocen a la perfección las necesidades, peculiaridades y atenciones al deportista con esa discapacidad por las cuales un día nacieron.

A buen seguro, el desarrollo deportivo en los deportes adaptados en los últimos años y el aumento en el nivel deportivo (gracias a la constante mejora en el desarrollo de nuevos materiales, las ayudas técnicas o productos de apoyo específicos por deportes y los sistemas de entrenamiento) hacen que los modelos de difusión, promoción, entrenamiento, tecnificación, competición, así
como los sistemas de detección / promoción de talentos, control y evaluación del entrenamiento y las herramientas de valoración de la competición, tengan que aproximarse a los estándares de desarrollo del deporte estándar.

El papel actual del compromiso institucional es más necesario que nunca, y así se está desarrollando y llevando a cabo: desde el plan Ayuda al Deporte Proyecto Paralímpico (ADOP), a los programas de apoyo institucional y empresarial a los deportistas, técnicos y personal de apoyo y, cómo no, la importancia de los medios de comunicación, que hace posible disfrutar y dar a conocer un espectáculo deportivo con mayúsculas y que cada día más se acerca a nuestra práctica.

Este compromiso institucional recoge el guante del reto de la formación.

A destacar es el hecho de que acciones muy importantes de difusión y promoción del deporte para personas con discapacidad han venido promovidas por las administraciones públicas, como el Consejo Superior de Deportes (CSD).
Así, en el marco del “Plan para la Actividad Física y el Deporte A+D” (Ríos, Arráez, Bazalo, Enciso, Hueli, Jiménez y cols., 2009), y en relación a las personas con discapacidad, este indica como objetivos específicos la generalización de la práctica deportiva en este colectivo en un entorno inclusivo, garantizar el uso y disfrute de las instalaciones deportivas y mejorar la formación y especialización de los responsables deportivos y la sensibilización ciudadana.

Creemos que la sensibilización institucional y social en estos días es inmejorable de cara a los procesos inclusivos en AFA y deporte para la discapacidad a todos los niveles y ámbitos.

En este sentido, animamos a los interesados a practicar un deporte ajustado a sus características, que seguro revertirá en positivo en su salud, su autonomía personal y por extensión en su calidad de vida.

Sugerimos indagar en los servicios deportivos municipales, clubes y federaciones de su entorno o que recojan la modalidad que les motiva y que demanden un servicio ajustado a sus necesidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR