El deporte adaptado es un tipo de actividad física reglamentada que intenta hacer posible la práctica deportiva a personas que tienen alguna discapacidad o disminución. Como la misma palabra indica, consiste en adaptar los distintos deportes a las posibilidades de los participantes o en crear deportes específicos, practicados exclusivamente por personas con problemas físicos, psíquicos o sensoriales.
La oferta de práctica deportiva debe llegar a toda la población que lo desee, sin exclusiones. El deporte adaptado ofrece la posibilidad de acceder a este derecho a personas que en condiciones deportivas normales no podrían, y les permite practicar actividad física y deportiva, tanto en el ámbito recreativo como en el competitivo. Para que el deporte adaptado sea posible también es necesario que se adapten otros aspectos, como los transportes, los edificios o las vías públicas.
Este tipo de deporte está adaptado a todos los deportistas con manifestaciones diferenciales de tipo motriz, sensorial o psíquico, o minusválidos. Todos conocemos personas con estas características, pero debemos distinguir entre:

a) Disminución: Pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica.
b) Discapacidad: Restricción o ausencia de la capacidad para realizar una actividad de la forma que se considera habitual, a causa de una disminución o deficiencia. Puede manifestarse en la vertiente física (motriz), sensorial o psíquica.
b.1) Discapacidad física o motriz, provocada por una disminución anatómica o física a causa de una espina bífida, poliomielitis, amputación, parálisis cerebral, etc.

·  Monoplejia: afección en un solo miembro.
 · Paraplejia: afección en los miembros inferiores.
 · Tetraplejia: afección en los cuatro miembros.
 · Hemiplejia: afección en la mitad del cuerpo.

b.2) Discapacidad sensorial, provocada por una disminución fisiológica o sensorial auditiva o visual:
sordera, ceguera, etc.
b.3) Discapacidad psíquica, provocada por una disminución psicológica o psíquica:
 · Ligera: Coeficiente intelectual entre 60 y 80.
 · Media: Coeficiente intelectual entre 40 y 60.
 · Severa: Coeficiente intelectual entre 20 y 40.
· Profunda: Coeficiente intelectual inferior a 20.

c) Minusvalía: Situación desventajosa de un individuo como consecuencia de una discapacidad causada por alguna disminución que limita o impide el desarrollo personal en actividades que se consideran habituales para personas de su edad, sexo y entorno. No todas las discapacidades suponen minusvalías. Hay personas con disminuciones importantes que no son minusválidas (menos válidas) en el entorno donde viven y para sus necesidades. El deporte es un medio para superar las minusvalías a pesar de tener alguna discapacidad.

Hay muchos deportes reconocidos oficialmente como aptos para personas con discapacidades y todos son deportes adaptados. Algunos provienen de los deportes convencionales o tradicionales y han sido adaptados en distintos aspectos del reglamento, es el caso del baloncesto o el voleibol. Otros son específicos, con un reglamento también específico, creados expresamente para algunas minusvalías concretas, por ejemplo, el goalball.
El deporte ayuda a todas las personas a mejorar su imagen personal y a aumentar su autoestima, así como al reconocimiento y a la integración social. Las personas con alguna disminución que practican deporte, además de estos beneficios incrementan su capacidad para relacionarse, para trabajar y, en definitiva, para superar la minusvalía que les afecta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR