Lo practican deportistas en silla de ruedas y en él se contemplan pruebas individuales y dobles, tanto de hombres como mujeres.
Los partidos de tenis en silla de ruedas siguen las reglas del tenis tradicional y mantienen también los mismos niveles de precisión, estrategia y táctica.

La única diferencia en las competiciones de tenis en silla de ruedas es que se permite que la pelota dé dos botes, siempre que el primer bote haya sido dentro de los límites de la pista.

Este deporte es practicado únicamente por personas con discapacidad física, que usan sillas de ruedas especiales, muy ligeras y con gran movilidad.

Fue deporte de exhibición en los Juegos Paralímpicos de Seúl 1988 y se convirtió en deporte Paralímpico en el año 1992, en las Paraolimpiadas de Barcelona.

CLASIFICACIÓN
El único requisito de elegibilidad para que un individuo se convierta en un jugador de tenis en silla de ruedas competitivo es que se le debe haber diagnosticado una discapacidad relacionada con la movilidad.

En otras palabras, un jugador debe tener una pérdida permanente de función sustancial o total en una o ambas piernas.
Si, como resultado de estas limitaciones funcionales, esta persona fuese incapaz de jugar tenis competitivo para no discapacitados (es decir, tener la movilidad para cubrir la pista con la rapidez adecuada), entonces esta persona sería elegible para jugar al tenis en silla de ruedas en torneos sancionados por la ITF (Federación nternacional de Tenis).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR